martes, 24 de julio de 2007

Juegos de la niñéz,Canciones.....



JUEGOS Y CANCIONES

TUTA

Es un juego de lanzamiento, de reglamento sencillo, que suscita grandes entusiasmos en sus muchos practicantes.
El campo de juego tiene 28 metros de longitud, más lo que ocupe el "pato" o lugar de lanzamiento.
La pista es de tierra batida y lisa y tiene dos metros de anchura; a cada lado hay sendas franjas de un metro de ancho para la seguridad de los espectadores.
La tuta se sitúa a 22 metros del "pato" y a seis metros de ella se colocará un tablón para seguridad.La tuta debe ser de buena madera (encina o roble) y labrada. Su altura entre 15 y 16 centímetros y su diámetro en las bases de 35 mm. y en el centro de 40 mm.
Los "doblones", "tangas", "tostones", o "tejos" son de hierro acerado y biselados en toda su circunferencia; su diámetro de 100 mm. y un espesor ascendente de 5 a 10 mm., desde el exterior al centro. Su peso es de medio kilo.
La chapa o moneda que se coloca sobre la tuta tiene unas dimensiones de 25 mm., 2 de espesor y un peso de 10 gramos.
Los equipos suelen ser de dos o de cuatro jugadores y los "doblones" dos.
El Reglamento, redactado de acuerdo con las incidencias del juego.
Todo el esfuerzo y la pericia se dirigían a desmontar la chapa de la tuta y que el , "doblón." quedase más cerca de la chapa que de aquella.
Para eso, el árbitro o la buena intención de un participante,medía escrupulosamente la distancia. A veces, se daba la situación de "toma", cuando la tuta quedaba debajo o encima del "doblón"; entonces había que separarlos con el otro "doblón".
Otras veces, sucedía la "bolsa" o "cama", cuando el "doblón" quedaba más cerca de la tuta que de la chapa y no había, pues, tanto; como tampoco si quedaban a la misma distancia.

RANA:

Chicos y chicas juegan a la rana. pero son los mayores quienes organizan sus partidas y se reparten las fichas o "petancos", para lanzar a la boca abierta de la rana.
Este juego, hasta la invasión de las ruidosas y mareantes máquinas tragaperras, no solía faltar en las fiestas del pueblo. Ya se sabía: La merienda o la ronda,la pagaban quienes perdían.
La mesa tiene entre 80 cm. y 1 metro de altura y su superficie es de medio metro cuadrado. En medio, la rana con su bocaza abierta.
Puede haber en la mesa tres aberturas, e, incluso, una con un molinillo horizontal que se mueve por el impulso del "petanco" que ha de tener 38 mm. de diámetro y un peso de 60 gr.. La distancia de tiro es de tres metros y medio y la partida se acaba a los diez tantos. Cada vez que el "petanco" pasa por la boca de la rana, se gana un tanto. Como siempre, existen variaciones en las normas del juego.

TIRABEOUE:

Es un instrumento en forma de Y que sirve para competir, combatir y cazar.
Consiste, como es bien sabido, en una horquilla de madera o de alambre fuerte que sirve de mango y de apoyo y agarre a dos gomas unidas por una badana.
En esta badana se colocan piedrezuelas, preferentemente redondas, y otros objetos de peso; tensadas las gomas, se dispara el tirabeque alcanzando distancia y contundencia. Con él se apostaba a la mejor puntería, lo que era muy deportivo; se lanzaban piedras en las pedreas, que era poco educado y se mataba algún pájaro.

POTRA,PATINAR:

Se llamaba así a una rudimentaria pista de patinaje. Se jugaba en invierno y era con las peleas con bolas de nieve la única diversión al aire libre que practicaban la mayoría de los niños burgaleses durante el invierno. La potra se practicaba incluso en las aceras de las calles con gran peligro para los viandantes. Tras varias pasadas por una superficie helada o con nieve se conseguía que el suelo quedara brillante como un cristal y deslizante. Se tomaba carrera y con los pies sesgados se recorría a gran velocidad la largura de la potra hasta su cabecera. Esto era lo emocionante.

PIRULO:

También se decía pirula, palabra abreviada de perinola, juguete que servía a los chicos para sus juegos de azar.
El pirulo se fabricaba fácilmente con una navaja y un trozo de madera; resultaba un prisma de cuatro o de seis caras y en su parte superior se labraba un manguillo; con los dedos de la mano derecha se impulsaba el pirulo por el manguillo y el juguete giraba rápidamente y durante un rato.
AI acabar el impulso y doblarse sobre la mesa en la cara que quedaba en la parte superior se leía un número (del 1 al 4 ó al 6), indicador de lo que había ganado quien lo había impulsado, cartones, garbanzos o simples tantos.

PINCHO:

Se solía jugar en las eras, pero había que elegirlas con cuidado, pues a algunos amos les llevaban los diablos cuando los chicos elegían la suya. Y razón tenían.
Cada jugador se armaba de un pincho de madera dura, bien aguzado con la azuela; su largura era por lo menos de medio metro.
Se lanzaba con fuerza al suelo para clavarlo, pues se perdía si el palo se caía o un compañero te lo desmontaba. Veías entonces cómo un jugador cogía tu pincho con la mano izquierda y lo arrojaba al aire para arrearle un buen estacazo con su pincho, y lanzándolo lo más lejos posible, al tiempo que gritaba: "¡A Roma y cinco! O siete o diez...,".
Mientras tu corrías a recoger tu pincho los otros jugadores debían clavar el suyo tantas veces como se hubiera ordenado, pues si tú volvías a clavar tu pincho antes que ellos hubieran cumplido, vencías y podías mandar a Roma el pincho del otro...Lo de "pincho romero", se debía a la tan fugaz peregrinación a Roma.

MARRO,A PILLÁR:

Era un juego practicado con bastante frecuencia ya que permitía intervenir a un gran número de participantes.
Se jugaba en campo abierto y, previa la división en dos grandes equipos, cada uno se asignaba su ·"casa", esto es, un espacio, generalmente junto a una pared o varios árboles, en los que el jugador no podía ser apresado por sus contrarios, pues el lance consistía en perseguir a toda velocidad a un contrario hasta tocarle, lo que bastaba para que se entregase y se le condujese a la "casa".
Para que la persecución y captura valieran el perseguidor debía tocar el "marro", la pared de la "casa". El preso, para ser liberado por los suyos, debía tener una mano en el "marro", y, si los presos eran varios, debían formar una cadena con sus brazos. Si la cadena se rompía la liberación se anulaba.Era un juego muy animado y se solía regir por un árbitro, generalmente uno de los profesores,si se jugaba en horario de escuela.
De la "casa" se salía al campo para perseguir y para liberar a los presos. Había que estar muy atento. Como capturar a todos los contrarios no eran fácil, ganaba el equipo que más prisioneros había hecho.

GUARDIAS Y LADRONES,tres navios,tres marinos:

La panda de amigos se dividía en dos grupos y se sorteaba quién representaba al guardia y quién al ladrón.
El equipo de ladrones se diseminaba para buscar su escondite individual por las callejas, tapiales y tenadas del pueblo. Para dar tiempo se cantaban por los guardias diversas coplillas como ésta:
"Una, dole, tele, catole, quile, quilete,
estaba sentada la reina en su gabinete;
vino Gil y apagó el candil,
candil, candilón, cuéntalos bien
veinte son: Justicia y ladrón,.
Los presuntos ladrones se escondían mientras tanto y cuando se creían seguros en sus respectivos escondites, uno gritaba: "¡Tres navíos en un mar!," y los guardias respondían: "¡Otros tres en busca van!",... Y comenzaba una cautelosa búsqueda hasta dar el ¡Alto! a cada ladrón que se descubría. Éste era conducido al punto de partida y debía ser vigilado, pues si alguno de sus colegas conseguía tocarle quedaba otra vez libre. Se concluía el juego cuando todos los ladrones habían sido capturados.
Entonces se cambiaban los papeles de guardias a ladrones y de ladrones a guardias y comenzaba otro lance si las voces de nuestras madres no nos urgían para ir a cenar o a dormír.
En este juego se llegaba a salir del pueblo y se escondian en la iglesia,eras.......

MARRO:

Era un juego practicado con bastante frecuencia ya que permitía intervenir a un gran número de participantes. Se jugaba en campo abierto y, previa la división en dos grandes equipos, cada uno se asignaba su ·"casa", esto es, un espacio, generalmente junto a una pared o varios árboles, en los que el jugador no podía ser apresado por sus contrarios, pues el lance consistía en perseguir a toda velocidad a un contrario hasta tocarle, lo que bastaba para que se entregase y se le condujese a la "casa". Para que la persecución y captura valieran el perseguidor debía tocar el "marro", la pared de la "casa". El preso, para ser liberado por los suyos, debía tener una mano en el "marro", y, si los presos eran varios, debían formar una cadena con sus brazos. Si la cadena se rompía la liberación se anulaba.Era un juego muy animado y se solía regir por un árbitro, generalmente uno de los profesores. De la "casa" se salía al campo para perseguir y para liberar a los presos. Había que estar muy atento. Como capturar a todos los contrarios no eran fácil, ganaba el equipo que más prisioneros había hecho.

CANUTO:

En todos nuestros pueblos se criaban algunos arbolillos frondosos y de un olor amargo. Se les cuidaba con cierta veneración porque a sus hojas y flores blancas se atribuían cualidades admirables contra los acatarrarnientos. Era el saúco.
Pues bien, las ramas eran endebles y una médula blanda y blanca llenaba un amplio canalículo central. Se preparaba un trozo de rama de poco más de un palmo y se limpiaba de médula.
Esto y un trozo de estopa húmeda o de papel mojado bastaba para tener una cerbatana: soplando con fuerza por un extremo por el otro salía disparado el bodoque.
A veces, se preparaba con buena madera y a la medida un atascador que ahorraba el soplo e impulsaba la carga. Se jugaba pretendiendo el lanzamiento más lejano y, cómo no, para asustar a las chicas.

CARTONES:
En pasados tiempos, las cajas de cerillas (30 cerillas valían 5 céntimos) se vendían en dos formatos: uno sencillo que se abría presionando lateralmente con un dedo; otro, parecido a un estuche, que se cerraba sólo por la presión de dos gomitas.
Este modelo reproducía en su tapa retratos, paisajes, animales, etc. En el mercadillo muchachil estos cartoncillos o "cacos" valían diez veces más que los cartones de la caja sencilla.
A veces se les practicaba un agujerito en el medio y se les ensartaba en una cuerdecita. Algunos chicos tenían sartas de medio metro. Estos "cacos" eran nuestro dinero y se apostaban en muchos de nuestros juegos.
Con los "cacos" había dos maneras de jugar:
Se pintaba un círculo y en el medio se colocaba un número de cartones por jugador. Desde una línea a determinados pasos se lanzaba una tanga que solía ser un tacón de goma de nuestros zapatos. Los ".cacos", que al golpe salían del círculo eran para el lanzador.
Otra manera consistía en marcar una raya en la pared y contra ella había que lanzar el cartón. Cuantos cartones cubría, aunque fuera por poco, de los que había ya en el suelo pertenecían al tirador.

LA BANCA.
La banca es un juego al que se jugaba sobre todo en verano y ya en años mas recientes.
Se jugaba con cartas y haciendo montones,los chavales ivan apostando al que creian con la carta mas alta y en función de esto,multiplicaban sus cartones con los que perdian los contrarios,o se los llevaba el que tenia la banca o repartia,cosa que conseguia al ganar y quitar la banca a otro.

LAS CHAPAS
Las chapas son los tapones que cierran las botellas de algunas bebidas.
Los chavales solían reunir varias decenas, pidiéndolas en los bares, que empleaban para varios juegos.Antes de empezar a jugar con una chapa era preciso prepararla.
Primero solía extraerse el trozo de corcho que recubría su interior (ahora el corcho ha sido sustituido por el plástico) y después se decoraba con un "santo" (un cromo o una fotografía) que se recortaba al tamaño correspondientes.
El paso siguiente era cubrirla con un trozo de plastilina o cristal, al que había que dar la forma adecuada. Esta operación era bastante delicada, pues el cristal debía adoptar una forma circular, y se realizaba con una piedra. Finalmente se fijaba el cristal con ayuda de jabón, miga de pan o, más modernamente, con masilla.
Cuando la chapa estaba lista se podía empezar a jugar.Para tirar las chapas se golpeaban con el do índice o corazón, haciendo palanca sobre el pulgar para conseguir más fuerza y precisión.Existían varias modalidades de jugar a las chapas, las dos más practicadas eran "a matar", "a sacar" y las carreras.
A matar
Los jugadores van arrojando su chapa, por turno, en distintas direcciones. A partir de la segunda tirada intentarán dar con su chapa a la de otro jugador, si lo consiguen quedará eliminado y además perderá una chapa, que pasará a incrementar la colección del ganador. Así sucesivamente hasta que haya un único ganador.
A sacar
Se marcaba un redondel o un cuadrado de aproximadamente medio metro de ancho en cuyo interior cada jugador coloca una de sus chapas.
El primer jugador tiraba su chapa desde la raya de salida intentando golpear una de las chapas despositadas y sacarla del cuadro, en cuyo caso la había ganado y volvía a tirar. Si no sacaba chapa corría el turno al siguiente jugador y así sucesivamente hasta que ya no quedaba nada que sacar.
Carreras
Se trazaba en el suelo, con tiza, yeso, escayola o simplemente rayando con un palo, un circuito que los jugadores debían seguir con golpes sucesivos a su chapa. El circuito solía ser muy sinuoso, para aumentar la dificultad, y solía llenarse de obstáculos y zonas prohibidas. Si la chapa se salía del circuito el jugador debía retroceder al obstáculo anterior.
A veces, a imitación de las carreras ciclistas, se colocaban metas volantes, premios de la montaña, etc. e incluso se hacían contrareloj.
Fútbol
En los últimos años los chavales juegan con frecuencia partidos de fútbol con dos equipos de 11 chapas, a las que suelen colocar la fotografía de sus ídolos balompédicos, y una canica que hace de balón.
Trazan en el suelo el campo de fútbol y golpean por turnos sucesivos el balón hasta conseguir marcar un gol. Por supuesto hay faltas (cuando una chapa golpea a otra sin tocar previamente el balón), manos (cuando la canica se sube encima de la chapa), fueras de juego, etc.

LA PEONZA
La peonza, trompo, peón o piuca es es un juguete de madera, de forma cónica y terminado en una punta metálica, llamada rejo; sobre ella se enrolla una cuerda para lanzarlo y hacerlo bailar.
Las peonzas antiguas eran fabricadas por los propios niños, con o sin ayuda de adultos, con madera de haya o encina, que tallaban toscamente, colocándolas finalmente un clavo de hierro sin cabeza como punta.
Para evitar que la cuerda se escapase de la mano a la hora de lanzar, solía anudarse en el extremo un trozo de palo, una arandela o, lo que era más corriente, una moneda de dos reales, aprovechando su agujero para hacer el nudo.
Las formas de jugar eran muy diversas. Básicamente se trataba siempre de arrojar la peonza mediante la cuerda y hacerla bailar.
A partir de ahí había numerosas variantes:Coger el trompo con la manoLos jugadores arrojaban simultáneamente sus peonzas e inmediatamente los cogían con la mano, sin que dejara de bailar. Era toda una técnica conseguir el trompo subiera a la mano entre los dedos índice y corazón. Ganaba aquel jugador cuyo trompo permanecía más tiempo girando.Sacar objetos (cajas de cerillas, "perras", canicas, peonzas, piedras, cromos...) previamente colocados en un círculo o cuadrado trazado en el suelo.Se marcaba un redondel de unos dos metros de diámetro en cuyo interior cada jugador colocaba el objeto que se apostaba (por ejemplo una canica, una caja de cerillas, incluso una moneda).
El primer jugador tiraba su trompo y lo cogía con la mano mientras bailaba. Después, con mucho cuidado y precisión lo tiraba sobre los objetos colocados en el círculo intentando sacarlos de él, pues ganaba todos los que podía sacar. Mientras la peonza bailaba el jugador podía tirar de nuevo. Cuando se paraba pasa el turno al siguiente jugador y así sucesivamente hasta que ya no quedaba nada en el círculo.Rompetrompos: Arrojar la peonza violentamente sobre la de otros intentando detener su baile.Una de las maneras de jugar consistía en marcar un círculo en el suelo y, por turno, arrojar el trompo para que bailase dentro. Mientras bailaba, el jugador intentaba sacarlo con ayuda de la cuerda. Si lo conseguía no pasaba nada, pero en caso contrario todos los demás arrojaban sus peonzas contra él hasta que, por efecto de alguno de los porrazos que recibía, salía del círculo. Quedaba entonces libre y empezaba de nuevo el juego tirando el siguiente jugador.

EL ESCONDITE
Es un juego muy simple: uno ponía y contaba hasta cincuenta, mientras los demás se escondían. Finalizada la cuenta, el que ponía buscaba a los demás; si descubría a alguno corría al lugar en el que había contado y decía “Una, dos y tres por fulano (nombre del localizado)”.
Si, por el contrario, alguno conseguía burlarle, se acercaba a dicho sitio y decía “Una, dos y tres por mí”, con lo cual quedaba libre.
Si el que ponía conseguía dar a todos, cedía su lugar al primero que había descubierto.
Para echar a suertes quien ponía, se situaban todos los participantes en corro y uno de ellos recitaba una serie de frases, mientras que apuntaba a cada jugador.
En el caso del escondite solía utilizarse ésta:

Esconde berite, beritón
cien gallinas y un capón.
El capón estaba muerto,
las gallinas en el huerto.
Tú por tú, que salgas tú.

Y el señalado quedaba libre de poner, prosiguiendo la rifa hasta que quedaba uno solo. De esta cancioncilla para rifar procede el nombre de “escondeberite”.
Otro muy empleado era:

Por las puertas de Mambrú,
botón, botonera, tabique y afuera

También:

Pinto pinto gorgorito,
donde vas tu,tan bonito.
A la acera deportiva,
pin pon,fuera.


EL GUA,LAS CANICAS.
Se trata de un juego que se practica con canicas, bolas de arcilla, piedra, vidrio o metal de pequeño tamaño.
número de jugadores no es fijo, como mínimo se precisan dos, pero pueden jugar muchos más, aunque lo normal es entre 3 y 5.
Para empezar debía contarse con un gua, un pequeño hoyo de forma semiesférica, practicado en el suelo, con una profundidad de 3-5 cm. (normalmente estaban hechos de otros días, si no se hacía en un momento).
A una distancia de unos 3-4 metros se trazaba una raya.Al comenzar el juego los participantes lanzaban su canica desde el gua a la raya para determinar el orden de participación. Comenzaba el que más cerca había quedado de la raya, que además ponía las condiciones.Desde ese momento los jugadores lanzaban sus bolas intentando introducirlas en el gua. A medida que lo iban consiguiendo tiraban a dar a las canicas de los demás. Entre la bola que tiraba y la que golpeaba debían quedar siempre unas distancias determinadas: dedo, cuarta, pie, bola y carambola o quiriscola (tres pies), tras lo cual debía meter gua de nuevo. Se eliminaba así al rival, que debía pagar una canica. El juego seguía hasta que quedaba un único jugador.El juego sufría continuas alteraciones y riñas. Unos se acusaban a otros de "meter manga" (alargar la mano al tirar más allá de la cuarta reglamentaria), se discutía de si cabía el die o el dedo, de si alguien había movido la bola...El juego admitía diversas variantes, así podía jugarse "a matar", en cuyo caso no era preciso meter gua y dar dedo, cuarta..., bastaba con golpear la bola del rival.Otra variante practicada en ocasiones era jugar "a sacar". Se trazaba un rectángulo o cículo donde cada participante depositaba una bola; tras determinar el orden, tirando a raya, como en el caso anterior, se lanzaba contra las bolas depositadas, ganándose las que se conseguían sacar de la zona.Los chavales solían tener bastantes canicas, bien porque las compraban, las ganaban o las conseguían de diversas formas, así abundaban las de hierro, que se sacaban de cojinetes viejos obtenidos por los más complicados métodos. Todos solían tener una bola favorita que utilizaban para jugar, pero si perdían nunca entregaban ésa, sino otra cualquiera. Las canicas se empleaban también como moneda de pago en otros juegos, como en la peonza.

A LA UNA,ANDA LA MULA
Se echaba a suertes y al que le tocaba poner se doblaba por la cintura, apoyando los codos sobre los muslos o rodillas. El resto de los jugadores saltaban sobre él apoyando las manos en su espalda.



A la vez que saltaban iban repitiendo alguna de las siguientes retahílas:


"A la una nací yo

a las dos me bautizaron,

y a las tres ya tuve novia,

a las cuatro me casaron,

a las cinco ya fui quinto

y a la seis fui coronel,

a las siete fui a la guerra

a las ocho me mataron

a las nueve me enterraron

a las diez resucité,·..."


"A la una saltaba la mula

a las dos tiró la coz (golpe)

a las tres los tres pasitos de San Andrés

a las cuatro el peor salto,

a las cinco el mejor brinco,

a las seis el almirez,

a las siete, cachete (golpe),

a las ocho pan y bizcocho,

a las nueve amanece,

a las diez anochece,

a las once, parir quiere pero no puede,

a las doce parida es; toma este niño y arrúllamele".





A la una anda la mula

A las dos el reloj

A las tres Pepito, Manolito y Andrés

A las cuatro un buen salto

A las cinco un buen brinco

A las seis merendé

A las siete pan y leche

A las ocho un bizcocho

A las nueve empina la bota y bebe

A las diez otra vez

A las once llama el conde

A las doce le responde

A las trece ya amanece

A las catorce ya es de día y empieza otra vez la vuelta sin parar todo el día.





Si alguno no podía saltar, se caía al hacerlo o confundía las palabras a pronunciar, le tocaba poner.







LAS CHIFLAS O "CHIFLITOS".

Una "chifla", un "chiflo" o un "silbo" era, simplemente, un silbato rudimentario elaborado con un trozo de rama, preferentemente de salguero o fresno.

Se empleaba más la palabra popular "chiflar", que el término "silbar", más culto y de ciudad.Hacer chiflas era una de las ocupaciones primaverales, que la mocedad del pueblo solía practicar mientras cuidaba el ganado.
Se confeccionaban con una rama de salguero o fresno a la que se cortaba un trozo como de cinco centímetros; con las cachas de la navaja se golpeaba suavemente, se hacía una incisión en la parte de arriba, aun centímetro del borde.
Mientras se golpeaba,se solia acompañar de alguna canción:
Suda suda,anca de rana
si no sudas hoy,
sudarás mañana
y si no........
cuando te de la gana.
Así hasta que la corteza salía entera y con facilidad.
Entonces se cortaba el palo, que quedaba en forma de cuña hacia la incisión antes practicada, para permitir el paso del aire; se volvía a poner la corteza en su sitio y ya tenemos el chiflo hecho

CHURRO, MEDIAMANGA, MANGA ENTERA
BURRO o CHORRO, MORRO, PICO, TALLO, QUÉ
Juego de chicos.
Se forman dos bandos y habrá un muchacho que actuará de juez. Éste, apoyando su espalda contra una pared, abrirá las piernas.
El primer jugador del bando que pone se agachará y colocará la cabeza entre las piernas del que hace de juez, agarrándose sólidamente a ellas y dejando, a su vez, las piernas abiertas para que el siguiente compañero ponga la cabeza entre ellas y se agarre a él, y así sucesivamente todo el equipo.
El otro equipo irá saltando de uno en uno sobre la espalda de los que ponen, procurando guardar el equilibrio, pues si uno se cae, pierden y ponen.
Cuando todo el bando ha saltado ya sobre los que ponen, el primero de los montados dice "chorro, morro, picatorro, cucurra, ¿qué será?, tijera, pala o barreno",o "Chorro, morro, pico, tallo, y qué...", y con los dedos de la mano imita uno de estos tres instrumentos o formas, que enseña al juez o madre,pero procurando que los que ponen no puedan verlo.
Estos deben contestar con el nombre del instrumento que creen ha puesto, por ejemplo "¡tijera! Si aciertan han ganado y se cambian las tornas, pero si fallan volverán de nuevo a saltar los mismos.




LA TANGA
Es un juego en que se tira con unos discos o "lanchas"(piedras planas) a un cilindro o bolo de madera con monedas,cromos,"cartones".... que se pone levantada en tierra.
Dicho cilindro de madera, estrechado en el medio, es la tanga propiamente dicha.
Mide unos 20 cm de alto por 5 de anchoGana el que mayor número de "camas" consiga hacer.
El jugador tira, desde una distancia de unos 20 metros, aproximadamente, el disco metálico de 10 cm de diámetro.
Si el disco tira la tanga y se coloca a menos distancia de la chapa que ésta de la tanga, habremos conseguido "cama" y obtenido la máxima puntuación, tres puntos, uno por tirar la tanga y dos por hacer "cama". En caso de que la chapa y el tostón estén a la misma distancia que la tanga o se toquen entre ellos, habremos conseguido dos puntos: uno por tirar la tanga y otro por la situación de las piezas.
En la modalidád mas común los niños jugaban con "cartones",(caras de las cajas de cerillas),cromos......y se llevaban los que mas cerca quedaban de la lancha plana.

LAS TABAS (CHUTAS).
Este es un juego muy extendido a la vez que antiguo ya que lo practicaban las mujeres griegas, como muestra una bella escultura que puede admirarse en el Museo de Berlín.
La taba propiamente dicha es un hueso que se encuentra al terminar la pata trasera de las ovejas, corderos y carneros.
Tiene cuatro caras que se denominan de varias formas. Lo más generalizado es llamar "caras" a la parte cóncava; "pencas", a la zona convexa; "culo" a la lisa y "carnes" donde el hueso toma la forma de la letra S.
Hay infinidad de variantes del juego de la taba -con uno o más huesos- pero sin duda la forma menos complicada de jugar es aquella en que las niñas, sentadas en círculo o en corro, tiran la taba al aire.
Se gana si al caer la taba queda hacia arriba el lado que llaman "carne"; se pierde si el "culo" queda hacia abajo y no hay juego si sale "pencas".
Otra forma de jugar consiste en arrojar al aire cinco tabas, al tiempo que se vuelve la mano con rapidez, tratando de recoger alguna con el dorso.
Si cae más de una encima de la mano, las demás niñas van retirando las tabas hasta dejar sólo la que guarda peor el equilibrio; en esta postura se ha de intentar recoger las tabas que están por el suelo sin que se caiga la que permanece encima de la mano.
En una tercera variante se utilizaba una canica que se lanzaba al aire mientras se trataba de volver las tabas.

LOS ALFILERES.
Son varias las versiones encontradas en las que se utilizan alfileres como objeto de juego, típicamente femenino.
En una primera variante, cada jugador esconde un alfiler en un montón de tierra. Se va tirando con una piedra al montón, alternativamente.
Si al tirar la piedra descubre el alfiler, la jugadora se lo lleva.
Cuando todos los alfileres han sido descubiertos se pasa a la siguiente ronda.En una segunda, intervienen dos niñas, situadas una frente a la otra; con los dedos se golpea un alfiler que reposa en el suelo, tratando de montarlo sobre el alfiler de la otra compañera, ya que cuando monte haciendo una cruz se lo llevará.

HINQUE
Juego de chicos, consistía en lanzar unos palos puntiagudos sobre barro arcilloso, intentando derribar el palo contrario al hincar el propio.

CASTRO.
El castro era uno de los juegos más practicados por las niñas en todos los lugares.
Para jugar se dibujaba en el suelo una especie de cuadrícula con varios compartimentos rectangulares, por los habrá que ir pasando siguiendo un orden.
Para ello era necesario un simple trozo de teja plano, una piedra aplanada o incluso una caja metálica rellena de tierra o piedras, que se arrojaba y golpeaba con el pie. La mayor parte del juego se realizaba a la pata coja, golpeando la teja con el pie de apoyo.
Se perdía cuando se pisaba raya o la teja quedaba sobre la raya.Una de las variantes era el "piso", que consistía en, una vez hecho el recorrido con la teja, se miraba hacia el cielo con los ojos cerrados y se avanzaba por los cuadros preguntando en cada uno "¿piso?", a lo que las demás respondían "¡no!"; un nuevo paso y la misma pregunta, hasta completar el castro, lo cual suponía haber ganado. Si por el contrario la respuesta era sí, se perdía y pasaba el turno a la siguiente.

















Todos recordamos nuestros juegos de la niñéz y como nos divertiamos al no tener necesidad de lo que no conociamos aún.
Aquí podremos leer y recordar aquellos momentos e ir incorporando otros nuevos que mandes al blog.

CANCIONES Y JUEGOS INFANTILES

CUCÚ, CANTABA LA RANA
Cucú, cantaba la rana
cucú, debajo del agua
cucú, pasó un caballero
cucú, con capa y sombrero


cucú, pasó una señora
cucú, con bata de cola
cucú, pasó un marinero
cucú, vendiendo romero

cucú, le pedí un ramito
cucú, no le quiso dar
y se echó a llorar.

DEBAJO DE UN BOTÓN
Debajo de un botón, ton,ton
que encontró Martín, tin, tin
había un ratón, ton, ton
¡ay, qué chiquitín, tin, tin!


¡Ay, que chiquitín, tin, tin!
era aquel ratón, ton, ton
que encontró Martín, tin, tin
debajo un botón, ton, ton.


Está juguetón, ton, ton
el señor Martín, tin, tin
que escondió un ratón, ton, ton
en un calcetín, tin, tin.


En un calcetín, tin, tin
estaba el ratón, ton , ton
qué encontró Martín, tin, tin
debajo un botón, ton, ton.

TENGO, TENGO, TENGO
Tengo, tengo, tengo,

tú no tienes nada,

tengo tres ovejas

en una cabaña.

Una me da leche,

otra me da lana,

otra me mantiene

toda la semana.

Caballito blanco

llévame de aquí,

llévame hasta el pueblo

donde yo nací.

CINCO LOBITOS
Cinco lobitos

tiene la loba

cinco lobitos

detrás de la escoba.

Cinco lobitos

cinco parió,

y a los cinco,

tetita les dio.

Pulgar, pulgar se llama esté,

éste se llama indice

y sirve para señalar,

éste se llama corazón

y aquí se pone el dedal,

aquí se pone el anillo

y se llama anular

y este tan chiquitín,

¡miñique, miñique!


EDUCATIVAS
Canción de los primeros años de escuela cuya función principal es enseñar a los niños a manejar los números de una manera entretenida.

EL UNO ES UN SOLDADO
El uno es un soldado

haciendo la instrucción,

el dos es un patito

que esta tomando el sol,

el tres una serpiente,

el cuatro una sillita,

el cinco es una oreja,

el seis una guindilla,

el siete es un bastón,

el ocho son las gafas

de mi tío Ramón,

el nueve es un globito

atado de un cordel,

el cero una pelota

para jugar con él.

JUGAR AL CORRO

¿ DONDE VAS ALFONSO XII ?
¿Dónde vas Alfonso XII dónde vas triste de ti?.

Voy a buscar a Mercedes que ayer tarde no la vi.

Si Mercedes ya se ha muerto, muerta esta que yo la vi,

cuatro duques la llevaban por las calles de Madrid.

Los zapatos que llevaba eran de rico charol

que se los regaló Alfonso el día que se casó.

Entre la una y las dos se murió la Merceditas,

la que era reina de España, la flor de las señoritas.

Ya murió la flor de mayo, ya murió la flor de abril,

ya murió la blanca rosa, rosa de todo Madrid.

QUE LLUEVA, QUE LLUEVA
Que llueva, que llueva,

la Virgen de la Cueva

los pajaritos cantan,

las nubes se levantan,

que sí, que no,

que caiga un chaparrón

con azúcar y turrón,

que se rompan los cristales

de la estación

y los míos no

porque son de cartón.

AL PASAR EL ARROYO DE SANTA CLARA
Al pasar el arroyo de Santa Clara,

se me cayó el anillo dentro del agua.

Por sacar el anillo saqué un tesoro,

una Virgen de plata y un Cristo de oro.

Corra usted madre, con el dinero,

que van deprisa los carboneros.

Gasta la tabernera pendientes de oro:

el agua de la fuente lo paga todo.

Gasta la tabernera jabón de pana:

el agua de la fuente todo lo paga.

MAMBRÚ
Mambrú se fue a la guerra

mire usted, mire usted que pena,

Mambrú se fue a la guerra

no sé cuando vendrá,


do, re, mi, do, re, fa,

no sé cuando vendrá.

Si vendrá por la Pascua

mire usted, mire usted que gracia.


Si vendrá por la Pascua

o por la Trinidad,

do, re, mi, do, re, fa,

o por la Trinidad.


La Trinidad se pasa

mire usted, mire usted qué guasa,

La Trinidad se pasa,

Mambrú no viene ya,

do, re, mi, do, re, fa,

Mambrú no viene ya.

AL CORRO LA PATATA
Al corro la patata

comeremos ensalada

como comen los señores

naranjitas y limones,

achupé, achupé

sentadita me quede.

EL PATIO DE MI CASA
El patio de mi casa es particular,

cuando llueve y se moja como los demás.

Agáchate, y vuélvete a agachar

que los agachaditos no saben bailar.

H,I,J,K,L,LL,M,N,

que si tú no me quieres

otro novio me querrá.

Chocolaaaaaaate,

moliniiiiiiiiiillo,

corre, cooooooooorre

que te piiiiiiiiiiiiillo.

A estirar, a estirar

que el demonio va a pasar.

TENGO UNA MUÑECA VESTIDA DE AZUL
Tengo una muñeca

vestida de azul,

con su camisita

y su canesú.


La lleve de paseo

se me constipó,

la tengo en la cama

con mucho dolor.


Dos y dos son cuatro,

cuatro y dos son seis,

seis y dos son ocho

y ocho, dieciséis


y ocho, veinticuatro

y ocho, treinta y dos

ánimas benditas

me arrodillo yo.

ME CASÓ MI MADRE
Me casó mi madre,

me casó mi madre

chiquitita y bonita,

¡ay, ay, ay!

chiquitita y bonita.

Con un muchachito,

con un muchachito

que yo no quería,

¡ay, ay, ay!

que yo no quería.

A la media noche,

a la media noche

el pícaro se iba,

¡ay, ay, ay!

el pícaro se iba.

JUGAR A LA COMBA
Juego asignado principalmente a las niñas, pero practicado, muchas veces, por los niños de nuestra época. Con un trozo de cuerda se puede inventar numerosos juegos. Acompañarlos de una canción puede ser muy divertido. Una solo niño/a puede también entretenerse corriendo o saltando.

AL COCHERITO LERÉ
Al cocherito, leré

me dijo anoche, leré

que si quería, leré

montar en coche, leré

y yo le dije, leré

con gran salero, leré

no quiero coche, leré

que me mareo, leré

AL PASAR LA BARCA
Al pasar la barca

me dijo el barquero

las niñas bonitas

no pagan dinero.


Al volver la barca

me volvió a decir
las niñas bonitas

no pagan aquí.


Yo no soy bonita,

ni lo quiero ser

las niñas bonitas

se echan a perder.


Como soy tan fea

yo lo pagaré,

arriba la barca

de Santa Isabel.

DON MILITÓN
Don Militón tenía tres gatos

que los hacía bailar en un plato

y por la noche les daba turrón,

que vivan los gatos de don Militón.

Don Militón como era tan chato

le llamaban narices de gato

pero los gatos se le han escapao,

comiendo ratones a medio bocao.

OTROS JUEGOS Y CANCIONES

RATÓN QUE TE PILLA EL GATO
En "ratón que te pilla el gato" se mezcla esta persecución con un "corro" que canta con las manos unidas en alto mientras el "ratón" y el "gato" se persiguen entrando y saliendo del "corro". Es un juego muy divertido entre niños.


Ratón que te pilla el gato,

ratón que te va a pillar,

si no te pilla esta noche,

te pilla en la madrugá.

AL PASAR EL TRÉBOLE
Un grupo de niños escoge pareja y cogidos de la mano hacen puente para dejar pasar a sus compañeros, cuando terminan de pasar será su turno. Mientras traspasan el puente hecho con los brazos van cantando:


A lo alto y a lo bajo y a lo ligero,

al uso de mi tierra, toco el pandero.


Al pasar el trébole,

el trébole, el trébole,

al pasar el trébole

la noche de San Juan.


Al pasar el trébole,

el trébole, el trébole,

al pasar el trébole

los amores se van..



¿Dónde están las llaves?


Yo tengo un castillo,matarile, rile, rile.

Yo tengo un castillo,matarile, rile, ron chimpón.
Dónde están las llaves,matarile, rile, rile.

Dónde están las llaves,matarile, rile, ron, chimpón.
En el fondo del mar,matarile, rile, rile.

En el fondo del mar,matarile, rile, ron, chimpón.
Quién irá a buscarlas,matarile, rile, rile.

Quién irá a buscarlas,matarile, rile, ron, chimpón.
Irá Carmencita,matarile, rile, rile.

Irá Carmencita,matarile, rile, ron, chimpón.
Qué oficio le pondrá,matarile, rile, rile.

Qué oficio le pondrá,matarile, rile, ron, chimpón.
Le pondremos peinadora,matarile, rile, rile.

Le pondremos peinadora,matarile, rile, ron, chimpón.
Este oficio tiene multa,matarile, rile, rile.

Este oficio tiene multa,matarile, rile, ron, chimpón.


Don Gato


Estaba el Señor Don Gato,sentadito en su tejado,
marramiau, miau, miau,sentadito en su tejado.
Ha recibido una cartapor si quiere ser casado,

marramiau, miau, miau, miau,por si quiere ser casado.


Con una gatita blanca sobrina de un gato pardo,

marramiau, miau, miau, miau,sobrina de un gato pardo.
El gato por ir a verlase ha caído del tejado,

marramiau, miau, miau, miau,se ha caído del tejado.


Se ha roto seis costillas, el espinazo y el rabo,

marramiau, miau, miau, miau,el espinazo y el rabo.
Ya lo llevan a enterrarpor la calle del pescado,

marramiau, miau, miau, miau,por la calle del pescado.


Al olor de las sardinas el gato ha resucitado,

marramiau, miau, miau, miau,el gato ha resucitado.
Por eso dice la gente,siete vidas tiene un gato,

marramiau, miau, miau, miau,siete vidas tiene un gato.


Luna Lunera


Luna lunera,cascabelera,
toma un ochavo para canela.

Luna lunera,cascabelera,

debajo de la camatienes la cena.


Una, Dota


Una, dota,tela,catoa,quina, quieta,
estaba la reina en su gabinete;

vino Gil y apagó el candil.

Candil, candilón,

cuenta las veinte,

que las veinte son.

Justicia y ladrón.


Vamos A Contar Mentiras


Ahora que vamos despacio, (bis)
vamos a contar mentiras, tralará, (bis)

vamos a contar mentiras.

Por el mar corren las liebres, (bis)

por el monte las sardinas, tralará, (bis)

por el monte las sardinas.

Yo salí de un campamento (bis)

con hambre de tres semanas, tralará, (bis)

con hambre de tres semanas.


Me encontré con un ciruelo (bis)

cargadito de manzanas, tralará, (bis)

cargadito de manzanas.


Empecé a tirarle piedras (bis)

y caían avellanas, tralará, (bis)

y caían avellanas.


Con el ruido de las nueces (bis)

salió el amo del peral, tralará, (bis)

salió el amo del peral.


Chiquillo no tires piedras, (bis)

que no es mío el melonar, tralará, (bis)

que no es mío el melonar.

Que es de una pobre señora (bis)

que me lo ha mandao cuidar, tralará, (bis)

que me lo ha mandao cuidar.


Quisiera Ser Tan Alto Como La Luna
Quisiera ser tan alto como la luna,

¡ay, ay!, como la luna, como la luna;

para ver los soldados de Cataluña,

¡ay, ay!, de Cataluña, de Cataluña.


De Cataluña vengo de servir al rey,

ay, ay!, de servir al rey, de servir al rey;

con licencia absoluta de mi coronel,

¡ay, ay!, de mi coronel, de mi coronel.


Al pasar por el puente de Santa Clara,

¡ay, ay!, de Santa Clara, de Santa Clara;

se me cayó el anillo dentro del agua,

¡ay, ay!, dentro del agua, dentro del agua.


Por sacar el anillo saqué un tesoro,

¡ay, ay!, saqué un tesoro, saqué un tesoro;

una Virgen de plata y un Cristo de oro,

¡ay, ay!, y un Cristo de oro, y un Cristo de oro.



Ya Se Van Los Pastores


Ya se van los pastores
a la Extremadura,

ya se queda la sierra

triste y oscura.


Ya se van los pastores

hacia la majada,

ya se queda la sierra

triste y callada.


Ya se van los pastores,

ya se van marchando

más de cuatro zagalas

quedan llorando.


Eres Alta Y Delgada


Eres alta y delgada

como tu madre,

morena, salada,

como tu madre.


Bendita sea la rama

que al tronco sale,

morena, salada,

que al tronco sale.


Todas las noches estoy

niña pensando en ti;

yo de amores me muero

desde que te vi,

morena, salada,

desde que te vi.


Eres como la rosa

de Alejandría,

colorada de noche,

blanca de día.